ABORA REITERA LA NECESIDAD DE UNA NUEVA HUELGA GENERAL EN CANTABRIA

SANTANDER/12-01-2011

ABORA, organización política de la Isquierda Cántabra, ha denunciado la situación de “crisis social” que atraviesa Cantabria y ha reiterado su rechazo a los recortes sociales impuestos desde Madrid.

La organización independentista ha manifestado su intención de responder ante la actual situación de los y las trabajadoras de Cantabria, que ha calificado de “crisis social”. Para ABORA, es intolerable que se esté retrocediendo en materia de derechos laborales cuando la crisis económica y los intereses empresariales están sometiendo a una situación insostenible a la clase trabajadora. La izquierda independentista desconfía de los intereses de los sindicatos UGT y CCOO, que, consideran, “han traicionado negociación tras negociación a las y los trabajadores”. En ese sentido, no confían en que de los diálogos entre Gobierno español y sindicatos salgan soluciones sino tan solo “más recortes de derechos ante los que UGT y CCOO no plantarán cara”.

ABORA ha llamado a organizarse en torno a la Intersindical Cántabra, que considera “representante de un sindicalismo cántabro, combativo y de clase, que continuará plantando cara a los recortes sociales y en defensa de nuestros derechos”. Para la organización independentista, se ha hecho patente la necesidad de una nueva Huelga General en Cantabria, “realmente combativa y no sometida los intereses del sindicalismo representado por CCOO y UGT.” Según ABORA, ha llegado el momento de “avanzar ante la consolidación de un sindicalismo cántabro capaz de responder ante las agresiones en materia de derechos y avanzar hacia la consecución de objetivos para la clase obrera.”

Por último, ha recordado el compromiso de la Isquierda Cántabra de seguir trabajando hacia una Cantabria libre y socialista, donde “los y las trabajadoras de este pueblo tengan capacidad real para elegir y gobernar su futuro.”

Anuncios

Los comentarios están cerrados.